El audio en streaming superará a la FM en el automóvil

Reproducir

Los estudios de consumo de audio en el automóvil muestran que allí es donde la radio es la reina. Así lo confirma Edison Research en el más reciente informe presentado en EEUU. Pero dicen los entendidos que cuando se hace una encuesta siempre debe observarse la ficha técnica y un elemento no menor: ¿quién la financia?

Esto no significa que los datos sean cuestionables, sino que hay que ver en profundidad, pues ya sabemos qué pasa con las encuestas políticas…

El informe de Edison Reserach pinta un panorama ilusionante para la radio, y no se duda de los datos, pero hay que decirlo de nuevo: quien financia el estudio es un grupo promotor de la tecnología DAB para la radio que propone migrar de la FM a un modelo con mejor calidad de sonido, más información en pantalla de los dispositivos, y menores costos para las radiodifusoras en mantenimiento.

En esta nota te quiero presentar un dato que poseen los fabricantes de automóviles que en lugar de poner radios FM con CD, instalan pantallas táctiles que se conectan al teléfono, o directamente ya el mismo vehículo se conecta a una línea digital de celular.

Por eso grabé este episodio. Cuando estuve en Radio Days 2021, que se hizo en Lisboa, me impactó el dato que se presentó sobre los automóviles y las preferencias de uso de los usuarios. Escuché a Diana Franganillo, una experta en esta industria y una fanática de la radio a la que la pasión no le nubla la vista para ver otras realidades que no pintan un futuro tan tranquilo para el medio.

Alguna vez me preguntaron por qué trabajaba en ciertos medios a los que les veía siempre la pata coja, y me definían como un pesimista. En realidad soy un «optimista bien informado» que lo que más desea es asegurar la sostenibilidad de nuestro medio, pero entiendo que estamos en un proceso de cambio y busco cada día las ideas, propuestas y soluciones para adaptarnos.

El streaming será el rey del auto

Todo surgió cuando ví una conferencia en Radio Days, donde la ingeniera Diana Franganillo, actualmente la director de research del área vehículos de la empresa Strategy Analytics mostró un gráfico muy potente:

En 2012, el 75% de los conductores de un automóvil escuchaban la radio. En 2021, el 33% admitió oír la radio.

El estudio corresponde a Europa Occidental, y es encomendado por las automotrices para definir qué comodidades de entretenimiento se necesitan tener en un auto.

Las cosas no quedan allí.

En 2012, sólo 5% de los conductores de autos utilizaban el streming para escuchar audio. En 2021, el 28% dijo que utiliza el formato de audio a través de sus planes de datos.

¡Oh, my God! Datos son datos. Y los gráficos son claros. Dale play al cuadro. La pregunta es muy clara: ¿Qué fuentes de información/entretenimiento escuchan los usuarios de autos a diario?

Mira la tendencia del streaming. el sentido común nos dice que en Europa occidental, muy probablemente en dos años, la manera de oir en el auto sea mayoritariamente por datos y no por FM.

La empresa VOLVO anunció que en sus nuevos modelos ya no vendrá el sintonizador de AM u Onda Media, y en la medida que los automóviles conectados se vuelven una realidad, es posible que la FM tampoco se incluya, si los propios usuarios dejan de usar ese canal de distribución de radio. La pregunta está servida: si la radio de hoy en FM/AM es gratuita, ¿también lo será cuando esté por streaming?

Amo la radio, la defiendo con uñas y dientes, pero no puedo dejar de ver lo que dicen estudios que encargan los fabricantes de automóviles que deben definir qué tipo de formato de entretenimiento quiere el comprador de un auto. Escuchamos radio, y el streaming es una alternativa donde la radio también se oye, pero no nos engañemos, el streaming es un dial infinito.

En mi auto tengo 6 memorias para guardar las radios, pero en mi iPhone tengo el mundo, y allí la radio se hace más pequeña ante la competencia infinita.

¿Podemos vivir sin radio en el auto?

Diana Franganillo es una experta en UX, ha trabajado en Jaguar y varios años en Renault. Conoce muy bien el proceso que se está atravesando a partir de los comportamientos de los compradores de autos, y sostiene con seguridad que «la gente no está preparada para no tener radio en el coche».

Es que a pesar de la tecnología y la conectividad, el receptor de radio es percibido como imprescindible, porque en las mañanas los conductores y ocupantes se conectan a la radio, mientras que en los trayectos largos de viaje o en la vuelta a casa, el streaming se impone.

Edison Research presentó un estudio realizado en septiembre de 2021 y financiado por la NAB de EEUU y por WorldDAB, el principal promotor de que la tecnología DAB sustituya a la FM.

En el estudio que incluyó más de 6.200 encuestas, el 76% de los consultados dijo que oía la radio en el auto todos los días, algo que no coincide con el estudio de Strategy Analytics, que es insumo que utilizan los fabricantes de autos.

Pero esta nota no pretende poner en discusión el tema según el estudio, sino también exponer lo que dice Diana Franganillo en la entrevista, cuando advierte con datos y tendencias lo que está pasando en la industria automotriz y con Google Automotive que está obteniendo mucha información del consumo de los conductores que están utilizando Android Auto.

1- La AM desaparece de los vehículos, y en los automóviles eléctricos está erradicada. Tesla lo ha dicho claramente, pero si quiere ver un modelo eléctrico como BMW i3, comprobará que no incluye la AM porque interfiere con las baterías y es imposible de escuchar.

2- El riesgo para la radio está en las pantallas de los vehículos conectados que en diferentes pruebas, ubica a la radio como una APP más del menú. Es decir, si hoy su automóvil tiene radio + CD + conexión para su teléfono, en los modelos futuros usted verá una serie de apps decididas por la automotriz o por Google. El icono de Spotify y de nuevos servicios de empresas que incluso pagarán por estar allí, le quitan peso y ubican a la radio como una opción más.

3- Si la radio entiende que en los autos eléctricos, pero aún más allá, con los vehículos autónomos, el usuario demandará más funciones, más visualización, más opciones personalizadas y trabaja para satisfacer esos comportamientos, encontrará su relevancia y protagonismo.

Que tenga radio aunque no la escuche

Hace muchos años, los aviones siempre incluían comida y refrigerios, pero en un momento las empresas decidieron bajar costos, abaratar los tiketes y erradicar las comidas. Los pasajeros frecuentes se quejaron, ese «servicio exclusivo» que se daba en vuelo tenía su «glamour». Los pasajeros nos acostumbramos.

Con este ejemplo, la ingeniera Franganillo se pregunta sobre el futuro de la radio en el coche, y si tal vez en unos pocos años una empresa decide no incluir o «cobrar como extra» el sintonizador de FM, porque los compradores de autos optan por servicios conectados y no por la radio…

Strategy Analytics preguntó a compradores de autos si éstos deben tener radio de serie. El gráfico muestra la curva desde 2012. En 2021, el 47% dijo que sí.

El equipo de audio con radio es una necesidad, debe estar de serie. Aún las películas de Hollywood apocalípticas nos muestran un vehículo a toda velocidad huyendo de la catástrofe pero con el conductor oyendo las noticias que narran la invasión alienígena y el cierre del puente de Brooklyn… Mientras conducimos no se puede revisar un hilo de Twitter para ver si los marcianos han lanzado un trino o publicaron una story de Instagram riéndose sobre las ruinas del Empire State.

La radio debe estar en el auto, pero no solo dependerá del trabajo que hagan las empresas por adaptarse, sino también de cómo actuemos como consumidores. Hoy es impensable comprar un TV sin su menú «smart», porque estamos dejando de ver TV terrestre para consumir en formatos on demand.

Si nosotros mismos como consumidores nos conectamos, preferimos un podcast o una playlist de música, es bastante probable que los «autos conectados» no necesiten del sintonizador de radio. Podemos declamar «ni se les ocurra sacarme la radio del auto», pero que luego en nuestros vehículos , la radio se vuelva como esos jarrones chinos que son bonitos, pero que nadie echa de menos si no estuvieran.

Presentado por:
Jorge Heili
Comenta

3 comentarios
  • En principio me he llevado varias sorpresas muy agradables. La primera la del podcast de «Mediaventurado» que prometo seguiré y recuperaré episodios antiguos. La segunda, la de conocer que tenemos una protagonista en estos menesteres en España: Nada sabía de doña Diana Franganillo y me han parecido muy interesantes sus aportaciones. En mi modo de ver, creo que en Europa es fácil escuchar la radio por internet en casa y no lo es tanto en un teléfono móvil, pues tenemos una tarifa plana de internet por fibra óptica, pero la tarifa de móvil ya no tiene esas ventajas, por lo que en el caso de un coche, lo normal es que, llegado el caso, me bajara un podcast y lo escuchara en diferido.

    En los automóviles norteamericanos se han dado cuenta de este problema y creo que han actuado con inteligencia. La radio por satélite (Sirius XM), permite un sonido de gran calidad que tal vez pueda perderse en un túnel, o una zona con calles rodeadas de rascacielos, pero que permite atravesar el país de costa a costa. La solución ideal para la recepción de Sirius XM en casa no es una antena parabólica, sino el empleo del internet de la casa y un altavoz artificial conectado al mismo. Creo que la solución del automóvil no pasa por recibir la radio por internet, sino por sistemas de radiodifusión digital por ondas terrestre como el DAB+. Si bien es posible que un Sirius XM en Europa, pudiera llevarse el gato al agua entre los conductores. Saludos.

    • Eduardo, muchas gracias por tu comentario.

      La radio satelital en EEUU quedó a medio camino, precisamente por el desarrollo de Internet, ya que Sirius creó un sistema de abono mensual y con programación exclusiva, de hecho, Sirius te ofrecía formatos del estilo playlist, pero el avance de Spotify y las plataformas, le fue quitando potencia.

      El gran tema aquí es qué tipo de dispositivo vas a usar más en el auto, y allí es donde creo que vamos camino al streaming. Nuestros dispositivos en el auto tienen radio AM / FM y reproductor de CD (aunque cada vez menos) pero el principal valor que tomamos es si nuestro teléfono vía USB se conectará.

      En la medida que la pantalla desplaza el formato tradicional de radio, es donde más difícil será consumirla. Y para ello hay que mirar a las marcas TOP del mercado. Mercedes, Tesla, BMW, Audi, están proponiendo tableros 100% pantallas, hasta los velocímetros, con lo que el tablero se transforma en algo con mucha información visual, con interacciones habladas, y si se expande la oferta, es donde la radio se expone a perder relevancia y es lo que dice Diana Franganillo, que los fabricantes están llevando al radio a ser una app más, cuando siempre fue la reina del auto.

Más de este show

Podcast