La radio a la caza de los jóvenes

El más reciente Estudio General de Medios (EGM) realizado en España revela un dato preocupante: sólo 1 de cada 10 oyentes de radio tiene menos de 24 años, mientras que la edad promedio del radioescucha ronda los 50 años (puedes oírlo en este episodio). Curiosamente, en países como Australia o Reino Unido, las audiencias de radio son más jóvenes. Sorprende ver que en ciudades como Adelaida, alrededor del 50% de los oyentes tiene menos de 35 años. 

En América Latina, la radio es un medio fundamental de conexión, y cumple un rol social que se ha acrecentado durante la pandemia. En 2020 se observó un aumento del consumo de radio hablada y un leve retroceso de la radio musical, fenómeno que se dio en todos los países debido al creciente interés de las audiencias por tener información sobre el COVID-19. 

En Colombia, la primera ola del ECAR de 2021 mostró que las radios musicales recuperaron audiencias, mientras que las habladas bajaron levemente si se las compara con la 3ra ola de 2020. Esto tiene todo el sentido porque el interés por las noticias declinó tras el periodo de confinamiento. El dato relevante es que el alcance de la radio se mantiene; si se toman los primeros 10 medios de radio del ranking del ECAR y se los compara con la primera oleada de 2020, la cantidad de oyentes se sostiene, un dato que contrasta con las tendencias que se observan en países como España, donde hay preocupación por el envejecimiento de la audiencia de radio y la reducción de los alcances. 

Es interesante observar los datos de países como Australia y Reino Unido, donde los oyentes son más jóvenes y los estudios lo demuestran. Una de las principales razones de este fenómeno está relacionado con la tecnología, ya que en estos países el consumo de radio es mayoritariamente digital. La radio se escucha por tecnología Digital Audio Broadcasting (DAB) lo que ha permitido mejorar calidad de sonido, extender alcances, pero sobre todo, crear nuevas señales digitales de radio con diferentes programaciones. Otro formato que creció es la escucha por streaming que en Reino Unido ya es el 27% del total de la audiencia, gracias a las tarifas planas de los móviles. 

En Australia, el reciente informe Infinite Dial, de Edison Research, confirmó que casi 4 de cada 10 australianos mayores de 12 años ha escuchado podcast, y entre los que oyen audio desde dispositivos digitales, el 44% conecta con su radio preferida desde la aplicación nativa que le ofrece alertas informativas, concursos, trivias, servicios, podcasts y radio on demand.

La radio, como hicieron los periódicos en los últimos años, se ve obligada a volverse líquida, a pensar que el oyente es un usuario conectado a Internet y con un teléfono móvil que quiere interactuar, dialogar, ver, escuchar y leer a su radio. Hace unos años, la palabra periódico remitía a la imagen de un diario impreso, hoy periódico es una experiencia digital. La radio nos remite al transistor en la casa o el coche, pero si pensamos la radio en 10 años, debemos abrir la imaginación, y seguramente ya no sea el dial de toda la vida.

Continúa leyendo